Sábado solidario

Esta mañana de 9 a 13h colaboré con el Banco de Alimentos de Gipuzkoa en la “Gran Recogida de Alimentos” de 2013.

Todo empezó hace unos días, cuando en mi supermercado ahora habitual, una mujer me dio un folleto  en el que ponía que buscaban voluntarios para ayudar al Banco de Alimentos gipuzkoano en su tarea de recogida de comida para ayudar a la gente de la provincia que peor lo está pasando. Cuando llegué a casa tras hacer la compra les mandé un mail, y me respondieron muy agradecidos por mi interés en colaborar. Nos pusimos de acuerdo con el día, el lugar y la hora y así fue como hoy a las 08:55 estaba yo en el Super Amara presta y dispuesta.

Éramos 4 chicas con chalecos de voluntarias repartiendo bolsas del Banco de Alimentos a la entrada del supermercado. Yo nunca había hecho nada parecido pero, superada la vergüenza del principio, luego ya no había quien me parase y, con una gran sonrisa, ofrecía bolsas a todo el que entraba. Después, cuando la gente salía de las cajas, les recogíamos las bolsas que nos daban con alimentos no perecederos (legumbres, pasta, leche, potitos, conservas, galletas, chocolate…) y las íbamos colocando en cajas. Bolsas del Banco de Alimentos de Gipuzkoa

Puedo afirmar tras el día de hoy que los donostiarras son muy solidarios; tanto, que perdí la cuenta de los carros de la compra que llenamos hasta los topes. Y además de colaborar por buenas causas, recalco algo que ya sabía: que los donostiarras son gente extremadamente amable. Siempre hay excepciones, por supuesto; como en todas partes. Hay personas que ni te miran cuando les ofreces educadamente una bolsa, otras (las menos) que te ponen mala cara, otras que te cuentan un poco su vida… Pero en general todo el mundo es muy agradable. Me hizo gracia una señora en particular que no me debió de escuchar bien, porque pasó de largo tocándome el brazo y diciendo: “No, gracias, guapa; ya tengo”. Jajaja

Lo sorprendente es que había gente que venía al súper adrede para traer comida; otras personas pasaban de las bolsas que les dábamos porque compraban cestos e incluso carros enteros para el Banco de Alimentos… Y luego unos cuantos que iban sin tiempo te daban una cantidad de dinero para que tú comprases lo que creyeras conveniente.

Antes de terminar mi turno, un hombre mayor vino a pedirnos que lo acompañase alguna de nosotras porque quería hacer una compra de 100€ para la causa. No es alucinante?

En fin, que ha sido una experiencia positivísima, enriquecedora y también divertida: mola entrar en el almacén de un supermercado con un carrito lleno de cosas y escoltada por el guardia de seguridad; mola conocer a las trabajadoras del súper más de cerca; mola trabajar en equipo con gente que acabas de conocer y que posiblemente nunca más volverás a ver… Y es muy gratificante sentir que haces algo bonito por los demás.

Yo repetiría sin dudarlo. :)

Anuncios

2 pensamientos en “Sábado solidario

    • Muchas gracias, mi Noe! La verdad es que sí que fue una experiencia muy satisfactoria que mereció la pena. Gracias por ser una de mis más fieles seguidoras en el blog y la que más comenta! <3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s