Costumbres navideñas

Pasadas ya las fiestas y todos sus excesos, me apetecía comparar cómo se celebra la noche de Navidad en tres Comunidades (históricas) de España; o más bien, centrarme en quien trae los regalos a los niños, y no tan niños, en cada lugar. Ahora que vivo en Euskadi, ya conozco a tres personajes diferentes que son los que parten el bacalao en lo que a ilusión infantil se refiere. Voy por orden alfabético:

Tió

Cataluña: como tengo familia en Barcelona, desde pequeños en mi casa estuvimos muy en contacto con una costumbre importada de tierras catalanas: el Tió. Consiste en que, unos días antes del 25 de diciembre, se coloca un tronco al que se le ponen ojos, nariz y boca de cartulina y una barretina. Los niños le van dando de comer (mandarinas, nueces, polvorones… lo que sea); y el bicho traga todo lo que le dan para ponerse bien gordo y traer muchos regalos. A partir de las 00:00h del día 25, los pequeños, armados con palos largos atizan al tronco cantando una canción (ver más abajo la versión de mi familia). Debajo del tronco, que durante el momento de la paliza tiene su tronco (valga la redundancia) cubierto con una manta, aparecen los regalos. Lo divertido es ir sacándolos poco a poco para cantar más veces la canción.

Caga, tió;

avellanas y turrón;

si no cagas hoy,

te daré con el bastón.

Apalpador

Galicia: en mi tierra también tenemos un personaje propio que trae regalos a los niños en la noche de Nadal: “o Apalpador“. Yo lo conocí estando ya en la universidad gracias a mi amiga Cris Quinteiro. Según la zona, también tiene otros nombres como “Apalpabarrigas” o “Pandigueiro”  pero es básicamente un carbonero gigante que vive en las montañas y en Navidad baja a los pueblos para comprobar si los niños están bien alimentados, palpándoles las barrigas mientras duermen para comprobarlo. Antiguamente les dejaba un puñado de castañas calentitas o juguetes tallados en madera. Hoy en día deja, probablemente, cosas más comerciales.

País Vasco: este 2013 he descubierto que en Euskal Herria existe una figura muy parecida al Apalpador gallego; es el Olentzero. También es un carbonero mitológico con pipa en boca que vive en las montañas y en Navidad baja a las casas para que los niños tengan sus regalos. Es un hombre de buen comer y de buen beber, como no podría ser de otra manera en una tierra donde la gastronomía es también increíblemente buena (digo “también” porque en Galicia comemos que da gusto). Cuando llegan las fechas navideñas, hay Olentzeros por todas partes. Más majos ellos con su traje típico…

Olentzero

¿Conocéis otras tradiciones fuera del mainstream Papá Noel? Los Reyes Magos no cuentan.

Anuncios

2 pensamientos en “Costumbres navideñas

  1. Perdoni, la figura catalana per excelència es diu TIÓ, no CAGA TIÓ. Cagar és el que fa el tió, pero la figura es diu TIÓ.

    • Muchas gracias, Pol. Ahora mismo lo corrijo. Es que en mi casa, como somos gallegos, le llamamos Caga Tió por costumbre y yo lo recuerdo así desde pequeña; pero para las próximas Navidades ya me encargaré de se diga con propiedad.
      ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s