De viaje educativo a Noruega

Después de un tiempo desaparecida, vuelvo para contar cómo fue mi viaje a Noruega en abril. Sin enrollarme demasiado, os resumo que me fui con una amiga a un curso un tanto peculiar de desarrollo personal y liderazgo juvenil, en el que conocí a gente fantástica que me renovó por dentro. ¡Fue como hacer un Erasmus exprés y más adulto!

everybody

Nos alojamos en un albergue municipal en Visnes, antaño pueblo minero del que se extrajo el cobre para crear la Estatua de la Libertad de Nueva York. De ahí que tengan una réplica en miniatura como principal atractivo turístico (aunque también hay un museo que solo abre en verano y un parque con aspecto de mina para niños).

La mayor parte del tiempo la pasábamos en clase, por eso no hicimos mucho turismo, ya que el propósito del viaje no era ese. Y aunque no vi fiordos ni los paisajes que uno se imagina cuando piensa en Noruega, sí que estuve en contacto con una naturaleza espectacular y salvaje. Juraría que desde el avión, además de lagos helados, vi algún glaciar. Y también me quedé sin aliento frente al Mar del Norte ante una puesta de sol como nunca había visto.

Para salir de la rutina, hubo un “inspiration day” en el que nos llevaron al museo vikingo de Avaldsnes (al lado de la iglesia de San Olav), a unas montañas con vistas alucinantes, y a un centro sociocultural con un teatro y un fondo de vestuario para obras increíble (el jefe del cotarro era un señor majísimo que había trabajado de director en Broadway y que tuvo un papelito de figurante en “Dirty dancing”). Luego nos dejaron sueltos por Haugesund, un pueblo bastante pintoresco.

Respecto a mis sensaciones por allí, tengo que decir que cuando paseábamos por Visnes, me parecía estar en una peli rollo drama europeo. Si habéis visto “Sparrows”, sabréis a lo que me refiero… ¡Ah! Y una recomendación gastronómica: si visitáis Noruega, no os olvidéis de probar el queso dulce de nombre Geitost, ¡delicioso!

meditation_web

Anuncios

6 pensamientos en “De viaje educativo a Noruega

    • Es bastante al sur, así que no hacía nada de frío. Pero me hizo ilusión comprobar que tardaba bastante en anochecer :)
      Yo ahora tengo ganas de conocer Bergen. ¿Tú has estado?
      Un saludo!!

      • Ya sois varias las personas que me habéis recomendado Bergen, así que lo anoto en mi lista de viajes pendientes. Y la visita en barco por los fiordos, que no falte!

      • Berg en está muy bien, la zona del puerto es preciosa así como el mercado de pescado y el pequeño monte al que se sube en un funicular. Sin alejarte mucho puedes disfrutar ya de los fiordos y ver alguna de las famosas iglesias de madera.
        También cerca tienes Stavanger que es ciudad universitaria y puerta para visitar el Prekestolen (el pulpito), una pared rocosa de 600m sobre el fiordo y que no presenta una subida demasiado dura.
        Nuestro primer viaje fue por esa zona, y otro año estuvimos por Cabo Norte. Nuestra intención es volver y ver el archipiélago de las Lofoten.
        Noruega junto Islandia son los parajes que más nos gustan.
        Si puedes repetir te animo a que lo hagas. No te arrepentirás.
        Saludos.

      • Mil gracias por las recomendaciones, las tendré muy en cuenta. Islandia tiene que ser espectacular. Cuánto mundo por ver…
        Abrazos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s