Moda primavera-verano 2015

Según se vayan pasando los efectos del frío y las lluvias invernales, ¡se producirá una vuelta a los años 70! Porque esa es la época que marcará la temporada primavera-verano de este 2015.

Aunque yo creo que el normcore aún no está listo para marcharse, aquí van, resumidamente y sin parafernalias, las claves de la nueva temporada.

Prendas:

Veremos vaporosos vestidos de gasa estampados, pantalones de campana (pero sin desterrar el resto de cortes), prendas de crochet, faldas de todos los largos (mini, midi y maxi), bermudas, pantalones crop (unos 10 centímetros por encima del tobillo), blusas de estilo romántico, monos y kimonos.

Prendas primavera-verano 2015

Calzado:

Plataformas, alpargatas, zuecos retro de tacón ancho y sandalias romanas de tiras que ascienden por la pierna.

Calzado primavera-verano 2015

Colores:

El blanco toma el protagonismo como total look, el verde militar no nos abandona, el azul se presenta marino o tejano y aparece el naranja caldera (el “butano” de toda la vida) para dar alegría a la temporada.

Colores primavera-verano 2015

Estampados:

No pueden faltar los estampados florales, pero habrá otros muy diversos: rayas, cuadritos vichy, étnicos, asiáticos y también patchwork o mezcla de estampados.

Estampados primavera-verano 2015

Materiales:

El tejido estrella de la temporada es, sin lugar a dudas, el denim. Pisan fuerte la piel y el ante, que en ocasiones aparecerá troquelado o acompañado de flecos.

Materiales primavera-verano 2015

No me disgusta nada lo que viene para esta temporada, porque puedo reutilizar muchas prendas que ya tenía. ¡Primavera, te estamos esperando!

Tendencias otoño-invierno 2014/15

Llega septiembre y, con él, las clases y los cursos (matrículas, material nuevo, madrugones), la nueva temporada televisiva, las entregas por fascículos… Y también el momento de ver qué nos proponen las nuevas colecciones de moda para las próximas estaciones del año.

La inspiración:

Los décadas 60 y 70, el art déco de los años 20, una tendencia futurista pero retro y la estética de cuento. (Haz click en la imagen para verla en todo su esplendor.)

inspiraciones

Las prendas:

Vuelven los pantalones de campana, se puede llevar chándal sin ir al gimnasio, vienen los abrigos largos para no coger frío ni en los tobillos y prendas con capuchas para mantener calentitas las ideas. También ponchos, chalecos, y capas.

prendas

Los colores:

Color topo, grises, granates, verde militar, mostaza, el otoñal marrón y el inevitable negro; pero también tonos vivos y colores degradados.

colores

Los estampados:

Animal print, tribal, estampado digital, efecto tatuaje, rosas, cuadros escoceses, mariposas

estampados

Los materiales:

Para conservar el calor se recurre al cuero, al pelo (incluído el de borreguillo y el astracán), al punto, a la lana y a los acolchados. Las cremalleras se erigen como elemento decorativo.

materiales

Los accesorios:

Los que me parecen más reseñables y divertidos son los pendientes que suben por la oreja o ear cuffs y los pendientes solitarios.

accesorios

El calzado:

Los pies se protegen esta temporada con botines de tacón cuadrado bajo o botines stiletto (punta estrecha, tacón alto y fino). También vienen los zapatitos de tacones finos y muy bajos; que no me gustan nada, I’m sorry. Lo que sí me gusta es el calzado inspirado en el trekking (es decir, botines de montaña con cordón), los mocasines y las zapatillas de plataforma. Las más atrevidas podrán llevar botas de tacón con caña alta.

calzado

No me entusiasma demasiado la moda de esta temporada otoño-onvierno (salvo los vestidos más oníricos de Dolce & Gabbana y los de Valentino), pero sí que estoy deseando que llegue el frío ya. ¿Y tú?

 

 

Tendencias primavera-verano 2014

Aunque todavía nos dé miedo desterrar el chuvasquero al fondo del armario, la primavera se va acercando, y trae consigo una oleada de nuevas tendencias que marcarán la temporada primavera-verano de este 2014.

El que sigue es un resumen de las claves que propone el Fashion Book de la revista de moda Elle. Ya veréis que hay mucho donde elegir.

ÉPOCAS QUE INSPIRAN: Vuelven los 50, los 60, los 70, los 80 y los 90.

-Los 50 con vestidos y faldas “lady”.

-Los 60 con sus minifaldas, vestidos rectos, gafas de sol redondas y formas geométricas.

-Los 70 con ligeras camisas de escote en forma de V y túnicas retro.

-Los 80 y 90 con prendas que homenajean al rock, al punk, al grunge y al hip-hop.

ÉPOCAS

ESTAMPADOS:

Los estampados tribales o étnicos crearán texturas diversas, acompañados de plumas y animal prints. Los lunares proliferarán como setas y los motivos vegetales aportarán el toque natural con una explosión de florecillas del campo, pero también con plantas exóticas. Además veremos estampados “arty” muy coloridos, inspirados en la pintura y la iconografía pop.

ESTAMPADOS

COLORES:

Los colores pastel conseguirán que parezcamos dulces cupcakes, pero se puede ser más atrevida optando por rojos, naranjas y amarillos vivos. La gama de azules también se llevará, al igual que el minimalismo black&white y los vibrantes colores metalizados.

Los colores de la temporada según Pantone.

Los colores de la temporada según Pantone.

MATERIALES Y FORMAS:

Las vaporosas gasas, el cuero y el delicado encaje serán fundamentales esta temporada. También el raso, el satén y la seda. Los tejidos tomarán cuerpo en forma de volantes y plisados (muy inspirados en el arte del origami). Además, podrán ir adornados con aplicaciones brillantes.

MATERIALES Y FORMAS

PRENDAS:

La bómber sigue dando guerra, al igual que la atemporal cazadora perfecto, que se tiñe de colores nuevos. Para las lluvias primaverales viene muy bien un trench y, por debajo, faldas asimétricas, de tablas, lápiz; vestidos camiseros; pantalones capri, shorts… En la parte superior se llevarán las sudaderas, persistirá el crop top y tomará relevancia su versión reducida: el bandeau.

PRENDAS

P.D.: Feliz Día Internacional de la Mujer. Que los estereotipos del mundo de la moda no nos influyan. Cada una es como es y debe aprovechar la moda en beneficio propio y para sentirse bien consigo misma, no para agradar a los demás. Seguir las tendencias está sobrevalorado.